jueves, 13 de abril de 2017

2 películas y una exposición

Buenos días,

¿Cómo os va? A mi bastante bien, no me quejo. Como habréis notado, este año estoy siendo un poco más activa en mi blog, quiero, por lo menos, escribir en el una vez al mes, para dejar constancia de mi vida aquí en Barcelona, que unos días estás bien...y otros... también, pero por diferentes razones.

En el curro pues voy tirando, pero sinceramente...aunque estoy bien, veo una injusticia tremenda hacia mi persona simplemente por tener un pequeño tatuaje inofensivo en la nuca: mientras que a todos les están haciendo poco a poco la formación a grupos. a mi y a otra chica (casualmente con tatuaje visible), nos han hecho socias vip de individuales... y algo me huele que pronto nos dirán "bye, bye y hasta otro ratito"





Si fuera así, me lo tomaría con calma, tengo muchas cosas pendientes por hacer y en Barcelona seguro que me sale algo mejor, algún puesto con vistas al futuro, bien pagado y que no me sienta discriminada por un tatuaje.

En el amor, por primera vez en la vida siento que me van bien las cosas, viviendo el día a día y disfrutando como nadie de nuestros ratitos a solas, que son geniales. Eso sí, espero en verano poder gozar más con el, que nuestros encuentros no sean tan breves, poder hacer locuras, besarnos en público, reír, divertirnos haciendo cosas varias. Me alegro de haberlo conocido.

Desde que estoy en Barcelona, siento que la vida me sonríe, tengo momentos de bajona, como todos, pero ante todo, tengo muchas ganas de seguir adelante, de vivir el momento y de dejar mis días oscuros atrás de una vez por todas.

Ahora... las recomendaciones:

La Bella y la Bestia: 

Tremenda, muy parecida a la película de dibujos animados que tanto nos ha hecho soñar con encontrar la belleza interior de las personas. Eso sí, perfecta no es. Para empezar, han obtado por mantener las canciones originales, esas que todos nos sabemos de memoria. A priori, puede parecer una buena elección, el problema viene a la hora de doblarla: no es lo mismo doblar los labios de unos dibujos animados que los de una persona...No hay que ser experto para darse cuenta de la descincronía.

Los protas tampoco son para echar cohetes: que queréis que os diga pero soy de las que piensa que Emma Watson está sobrevalorada como actiz, la veo bastante sosilla...Interpreta bien, pero no va más allá, no me hizo ver a esa Bella que tenía en mente. La bestia está bien, pero no es una bestia tampoco, más bien, un lobo tierno y cuando por fin (Spoiler Alert) se convierte en persona...tampoco aparece el príncipe que tenía en mente: vale sí, el actor que lo interpreta no está mal, de hecho, es muy guapo, pero muy "niño" a la vez.

Las mejores actuaciones las podemos encontrar en los secundarios: Luke Evans consigue meterse de lleno en la piel de Gaston y trasmitirnos esa desfachatez del original, cada vez que aparecía en pantalla podía ver claramente al Gaston de mi mente. No me atrevo mucho a hablar de Ewan y de Ian Mckellen, ya que sus personajes son mayormente animados y al verla en español, no puedo opinar de por ejemplo, el acento afrancesado de Lumiere, pero tratándose de dos grandes, seguro que están de diez, no me puedo esperar menos de ellos dos. Lo mismo me pasa con la Señora Potts, interpretada por Emma Thompson.

Crudo:

Película francesa y como muchas producidas en este país... es rara, aun así al tener un final entendible, me gusto, los nudos y todas las dudas que surgen a lo largo de la peli, se llegan a entender. Eso sí, para personas con estómagos fuertes ya que las escenas de canibalismo son frecuentes.

Titanic: The Reconstruction

Lo siento, pero a pesar de que adoro el Titanic y normalmente suelo animar a la gente a invertir en museos o exposiciones relacionadas con este buque... este no es el caso. Es mejor ahorrarse los 16€ e invertirlos en una buena cena o en cualquier otra cosa o simplemente, esperar a que Titanic: The Artifact Exposition vuelva a Barcelona, mucho más interesante y completa. The Reconstruction cuenta con el modelo a mayor escala jamas construido, un modelo que lo admito, es impresionante, hecho con esmero y con sumo detalle, no le falta nada,te puedes imaginar paseando por el barco, cenando el el Restaurante Parisien de primera, comiendo con los que saben de fiestas de verdad, relajándote en los baños turcos y durmiendo en las diferentes clases... El resto, cuatro cosas para que la exposición no sea solo una maqueta.

Aproveché y compre la entrada conjunta del Museo Marítimo y que queréis que os diga, solo para los amantes de los barquitos. El museo cuenta con tres exposiciones conjuntas y la única que merece la pena y la más interesante, es la de las carabelas, impresiona la réplica de la carabela real y los vídeos explicativos son a la vez interesantes y entretenidos.

Pues bueno, queridos lectores, estos son de momento mis recomendaciones, espero que nos volvamos a leer pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario