miércoles, 3 de septiembre de 2014

Fin de mi primer curro

En fin... estoy a las puertas del final de mi primer curro aquí en esta maravillosa ciudad. Me costó encontrarlo, pero será por que todo lo bueno se hace esperar.

El curro en si no es gran cosa: recoger las sabanas sucias, clasificarlas, contarla y enviarlas a limpiar. Fácil, pero en agosto ha sido mortal. No daba a basto, creo que un día llegué a contar hasta 500 toallas, entre otras cosas... Esto podía ser lo peor de mi trabajo, el agobio de recoger y contar todo... pero como todo, también tiene su lado bueno: los paseos que me daba en busca de las sábanas, gracias a ellos he conocido a gente maravillosa. Gente que de verdad voy a echar de menos...Mañana va a ser duro ir allá y no ver a la mayoría de ellos...

No se me ocurre que más decir... simplemente comentar que durante estos tres meses he sido muy feliz y me lo he pasado genial, ha sido un placer levantarse de la cama e ir a currar. Me ha gustado llegar al lugar, ponerme a pasear y pasar las horas junto a mis limpiadores favoritos.

Ahora me toca enfrentarme a una nueva etapa en mi vida, con otro curro y ya fuera del hostel. Mi tiene en High Street se acaba también, después de un año, necesito irme a piso, tener mi espacio, mi habitación para mi sola, no tener todo en bolsas, cajar o en mini-valdas...

No puedo acabar esta entrada sin mencionar a esa persona tan especial. Me siento orgullosísima de conocerle: El trabajo no solo me ha dado amigo, también me ha dado un hermano. Una persona que aprecio y que quiero mucho y que le deseo lo mejor del mundo, por que se lo merece. Es una persona increíble. No se cuando le volveré a ver, pero espero que sea pronto. Me gusta pasar las horas con el, me rio, aprendo cosas y además mejoró mi inglés. Ahora que está en mi mundo, tengo más razones para no abandonar esta ciudad.

Creo que con esto os podeís hacer a la idea, de como me siento y todo lo que he vivido. Estoy en una de las mejores etapas de mi vida y no es la mejor por que todavía me queda enamorarme, quiero enamorarne, gritar a los cuatro vientos que tengo novio y que le quiero. Pero como todo ya llegará y cuando llegué alcanzaré el climax de mi vida, ese momento que tanto ansio y que con ansias lo espero.

Bueno, hasta la próxima entrada. Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario