jueves, 20 de junio de 2013

Conocer a tus ídolos

Todos sabemos que conocer a tus ídolos conlleva sus riesgos, pues nos hacemos una imagen idílica de ellos, que nada tiene que ver con la realidad. Cuanto más idolatremos a una persona... más difuminada tendremos su imagen.

Pues bueno, yo soy de idolatrar y adorar a mis numerosos ídolos y por este motivo me he llevado mis disgustos. Primero fueron las Spice... que no se por que, bueno sí, por que me enteré de que hacían playback; me enfadé con ellas, hasta el punto de tirar todo lo que tenía de ellas (y tenía mucho). Sí, se que lo del playback es una chorrada, por que todos lo hacen, sobre todo en la tele... Pero bueno, también tengo que decir a mi favor, que era una niña... y que no hay mal que por bien no venga, ya que gracias a ese pique, descubrí a la mejor boyband de todos los tiempos: Los BackStreet Boys, grupo que en sus 20 años de historia todavía no me ha defraudado ni una sola vez. Después le seguirían los El Canto Del Loco, por sacar un disco tan... soso como  "Personas" y los Westlife, por cerrarle la puerta a un ex-miembro de la banda. Eso sí, ninguna de estas bandas las he conocido en persona...

A lo largo de mis 25 años, he conocido a muchos de mis ídolos... y por suerte, de todos ellos me he llevado una buena imagen. También es verdad que les conviene ser agradables, ya que gracias a nosotros los fans, están donde están.

En Barcelona pude conocer a casi todo el elenco que forma el programa de Crackovia y de todos me llevo una buena imagen. Ahora, me gustaría mencionar tres casos: Bruno Oro, Carlos Latre y Oriol Cruz. El primero se portó fenomenal. Lo conocí después de asistir al concierto que dio en las Fiestas de La Mercè en Barcelona. Bueno, de echo, por pura casualidad, lo conocí antes, después de que diera una entrevista a una radio. Me acerqué, después de pensármelo mil veces, y le pedí que me firmara su CD. Después, me acerqué a la plaza donde iba a dar el concierto y le vi ensayar, me vio y me saludó. Super simpático. Después del concierto, me acerqué para la foto y se estuvo un buen rato, hasta que conseguí la foto perfecta y eso que tenía como unas cien personas esperando. Una pasada, vamos. Unos meses después, lo volví a ver, en otro de sus conciertos y más de lo mismo. Bruno, genial.

Carlos Latre se merece tener su propio párrafo, pues es un genio y figura de persona. No puedo describir lo mucho que le quiero en palabras. Es un tío cojonudo, pero eso ya se ve por la tele. En persona es increíble, con dos palabras ya formas parte de su familia. Muy cariñoso, de los que enseguida te abraza y siempre riendo y con una sonrisa en la cara. Y lo más importante, ante todo que los fans estén contentos. No se va, hasta que tu no te hayas ido.

Y Oriol Cruz... en persona no pude hablar mucho con el (y eso que podía). Pero es que soy muy cortada y aun más si me hablan así de sopetón en catalán. Eso sí, por Facebook me conocía. Cuando le vi se lo comenté y me dijo que le tendría que haber dicho algo. Ya, Oriol, ya, pero soy así de cortada.

Otros que he tenido la suerte de conocer ( y estos recientes), son Juanra Bonet y Albert Espinosa. Ambos, a su manera, han estado de diez. Y soy incapaz de elegir entre uno o el otro. Incapaz, me encantaría poder tener a los dos en mi vida. Por que los dos me han parecido unas personas increíbles. Eso sí... Juanra me parece más frío, puede que debido a su timidez... Pero no pasa nada, yo soy igual...Espinosa tiene pintas de ser muy abierto y parlanchín y muy, muy cercano, pero por el contrarío, no tiene ese ingenio que tiene el presentador. Vamos, que ambos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas (como todos).

Resumiendo, os animo a conocer a vuestros ídolos, por que a no ser que se trate de Cristiano Ronaldo, la mayoría saben que le deben su fama a las fans y se muestran muy majetes y muy auténticos. Y, además, te dan la oportunidad de sentir pequeños flechazos. Sentir lo que es amar a alguien y de que harías lo que fuera por formar parte de su vida, que es lo que siento yo ahora hacia el escritor y lo que en su día sentí hacía el presentador, el cantante, el imitador...


No hay comentarios:

Publicar un comentario