lunes, 5 de noviembre de 2012

Hasta los cojones

No pensaba en crear un blog, pero me he visto forzada a ello, ya que no puedo desahogarme ni en twitter ni en facebook y los diarios de papel me parecen de otra época. Pues allá voy. Hará de este blog un blog público, abierto a todos, pero quién se suscriba como dicen en inglés AYOR.

No puedo más, nada me llena, no tengo hobbies, no tengo nada. Hasta hace poco me llenada hacer deporte ir a nadar y al gimnasio, pero ahora ya ni eso, acabo de venir de nadar y estoy igual que si no hubiera ido, asqueada con todo. Repito, no puedo más! NO PUEDO!

¿Qué que me pasa por la mente? Muchas cosas, muchas de ellas negativas, tristes, como esta siendo mi vida, desde la adolescencia. Como he dicho, me siento vacía. Tengo 24 y por tener no tengo ni la maldita carrera de traducción acabada. Nunca nadie me ha dicho te quiero y no se lo que es estar enamorada.

Mi vida se podría resumir en una palabra: rutina. Sí, ahora es cuando me decís que vuestra vida también es rutinaria. Pero seguro que no como la mía. Sí, a muchos os cuesta ir a trabajar, a estudiar, pero una vez allí, pues hacéis, esto, lo otro, habláis con uno con otro y no se os hace tan duro. Esto esta lejos de mi realidad. Yo voy a la uni, "hablo" con mi compañera de grupo erasmus sobre el trabajo de esa asignatura, vuelvo a casa, como mientras escucho las quejas y críticas de mi compañera de piso, se me quita el hambre, tiro lo que me ha sobrado de comida a la basura, me conecto a internet, voy a la escuela de idiomas, pienso... que ese acabe esto que es un COÑAZO, vuelvo a casa, me encierro en mi habitación, voy al gimnasio, hablo como un par de minutos con los monitores sobre fútbol, me vuelvo al piso y me encierro en mi habitación por que no me apetece aguantar a la criticona de mi compañera de piso. Una vida guaya, eh? Super guay (nótese la ironia). Los findes de semana tampoco es que sea gran cosa, de echo doy las gracias, cuando salgo a cenar con mis amigas los sábados, pero eh, a cenar y a casita, eh. Y es todo lo que salgo. De echo este puente me he pasado más rato con ropa de casa que con ropa de salir, he pasado más rato en mi cama que fuera de ella.

¿Mis sueños? Mi amargura, más que nada, por que nadie me apoya en lo más mínimo, todos piensan que son imposibles, que no los conseguiré, todos excepto yo, claro. Empecé la carrera soñando con llegar a ser intérprete de la ONU, ya que acababa de ver "La Intérprete", si esa en la que Nicole Kidman hace de intérprete en la ONU, pero en seguida me di cuenta de que tienes que ser si no la mejor, muy buena. Y yo siempre he sido del montón, nunca he destacado en nada. Ahora sigo queriendo ser intérprete, pero del senado (podría llegar por que se catalán y euskera, este último nativo) o por que, del FCB. Y ahora es cuando os reís, como todo el mundo, incluyendo mis padres. Y me decís, que es imposible y tal. Coño, pues yo no me he matado a estudiar esta carrera para acabar de cajera del mercadona, no señor. Pienso llegar. Y me da igual empezar desde lo más bajo. También sueño con encontrar a esa persona que me quiera, que me llame y me pregunte que tal, que me diga, como en la canción "I just call to say I love you"... De momento, todos mis intentos han sido frutrados, más que nada, por que no me llama nadie de verdad la atención. Hubo un tiempo en que uno de mi pueblo me tenía loca... cosas del pasado. Igual también tiene que ver el echo de que sueñe con famosos, por mis nuves han pasado Xavi, Gustav y ahora Juanra. Pero es que necesito de la compañia de alguién, tener alguien en mi mente, que me haga evadirme de esta cruda realidad que es mi vida.

Y no se, creo que esto es todo, si tengo algo más que contaros, pues ya volveré....me despido, hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario